La integración de niños refugiados en los sistemas de educación en Europa

En el 2015, la UE recibió 1.321.600 solicitudes de asilo y casi el 30 % de éstos solicitantes eran niños (Comité de la Unión Europea, 2016). Estos refugiados tienen que enfrentar muchos problemas; no solo tienen que abandonar sus hogares y familias, también tienen que adaptarse a un país completamente nuevo donde los más jóvenes se enfrentan con numerosos desafíos.

Un nuevo futuro para los jóvenes refugiados

La situación es real. “Solo en el 2015, más de un millón de refugiados recién llegados han venido a Ale-mania, el destino preferido” (Harris, n.d). Muchos de ellos son padres, con un solo objetivo -un mejor futuro para sus hijos. Ahora, ellos y sus hijos tienen que aprenden a integrarse en un entorno comple-tamente nuevo. Esta es a veces una tarea difícil para los niños.

La educación es la clave pero también un desafío

La comunidad global tiene la responsabilidad de ayudar a proveer vivienda, ropa y alimentos para los niños refugiados, pero también hay una responsabilidad moral de utilizar la educación para ayudarlos a construir un mejor futuro. Muchos ven la educación como la única manera efectiva de integrarse, y tienen razón, ya que la integración funciona de la mejor manera al educar poblaciones de jóvenes refugiados. Sin embargo, aunque en algunos países los niños refugiados pueden asistir a la escuela como cualquier otro niño no refugiado, en otros países europeos estos niños no están completamente incluidos en el sistema nacional de educación. Lo triste es que su educación ocurre en el exilio y sola-mente tienen una sola oportunidad. “Los niños necesitan acceso a una educación completa, preferi-blemente deben estar completamente incluidos en el sistema nacional de educación del país de refugio” (Dryden-Peterson, n.d.).
El proceso de integrar a refugiados en el sistema nacional de educación es un desafío político, econó-mico y social, por eso es que la comunidad global debería apoyar a los maestros y Ministerios de Edu-cación que eventualmente serán responsables de ejecutar esta integración.
Integrar inmigrantes a los sistemas nacionales de educación significa estabilidad para los niños. Si quie-ren tener un futuro estable, ellos, como cualquier otro niño en el sistema, necesitan tener maestros capacitados, un currículum bien desarrollado que les ayude a desarrollar sus habilidades y conocimien-to, y la posibilidad de certificar su aprendizaje. No pueden conseguir esto si están fuera del sistema (Dryden-Peterson, n.d.).
El Director de la Asociación Alemana de FIlología Heinz-Peter Meidinger, de los cuales sus miembros son profesores en las escuelas secundarias del país, enfatiza, “Si queremos que la integración sea exi-tosa, entonces no deberíamos tener aulas con 100% de niños refugiados” (Bleiker, 2015).

La inclusión social de los niños refugiados

El estar físicamente incluido en las escuelas nacionales es muy importante, pero es tan sólo un paso inicial. El próximo paso y también un desafío, es que los niños refugiados sean incluidos socialmente. Para los niños refugiados, las escuelas son “el lugar de contacto con miembros anfitriones de las comu-nidades locales más importante, ya que juegan un rol importante en establecer relaciones que apoyan la integración” (Ager & Strang, 2008).
Aún así, hay un número de barreras que obstaculizan su exitosa integración al sistema de educación. Muchos niños refugiados sufren bullying tanto físico como emocional, racismo, dificultades al hacer amigos, etc., cuando en realidad deberían experimentar un sentimiento de pertenencia y conexión para poder aprender.
La Asociación Alemana de Filología apunta a que si más del 30 por ciento de los niños en un aula no habla un buen alemán, la calidad de la educación se verá afectada (Bleiker, 2015). Esto tiene un impac-to negativo en los niños que están en la misma clase y no son refugiados, quienes podrían lograr más debido a su ritmo de aprendizaje, que a diferencia de los niños refugiados, es más rápido, pero tam-bién tiene un impacto negativo en los niños refugiados porque les va a costar mucho integrarse.
Aquí es donde los maestros juegan un rol muy importante. Cualquier maestro de estudiantes refugia-dos tienen la clara prioridad de llevar a cabo una capacitación “que satisfaga las necesidades sociales, emocionales y de aprendizaje de los estudiantes refugiados y ayudar a los estudiantes nacionales y refugiados a entenderse unos a otros y llevarse bien” (Dryden-Peterson, n.d.).

Falta de apoyo político

El integrar a los niños refugiados en los sistemas de educación nacional es algo muy bueno, pero se convierte en un desafío político cuando se enfrenta en la realidad con la limitación de recursos. Los países que tienen un gran número de refugiados también tienen sistemas de educación a los que le faltan recursos. Una vez que nos damos cuenta que la educación en general recibe menos del dos por ciento de la ayuda humanitaria, la explicación para tal realidad se hace más evidente. Esta es la razón por la cual tanto la integración de refugiados a los sistemas de educación como la capacitación de maestros debe recibir apoyo político y económico.
Por ahora, la situación no es ideal. Hay muchos factores políticos y sociales que hacen que la integra-ción sea más difícil pero la lucha por integrarse es real. La situación tanto en las aulas como en los paí-ses con refugiados claramente necesita una mejoría. Las clases están llenas, a veces con más de 30 estudiantes en una sola clase, pero la única otra alternativa sería que los hijos de familias refugiadas no vayan a la escuela. Esto no debería ser aceptado como una alternativa en absoluto.

 

Escrito por: Ivana Kaćunko
Traducido por: Camila Mahuika
Revisado por: Isabel Álvarez

Sources

 

 

Ager, A., & Strang, A. (2008, April). Understanding Integration: A Conceptual Framework. Journal of Refugee Studies, 21(2). Retrieved March 18, 2017, from: http://www.cpcnetwork.org/wp-content/uploads/2014/04/19.-Ager-Strang-Understanding-Integration-2008.pdf
Bleiker, C. (2015, 10 15). How to integrate refugee kids in German schools. Retrieved March 18, 2017, from Deutsche Welle: http://www.dw.com/en/how-to-integrate-refugee-kids-in-german-schools/a-18785567
Dryden-Peterson, S. (n.d.). A Future for Syrian Children: Integration in National Education Systems. Retrieved March 18, 2017, from The Huffington Post: http://www.huffingtonpost.com/sarah-drydenpeterson/a-future-for-syrian-child_b_8631316.html
European Union Committee. (2016, July 26). Children in crisis: unaccompanied migrant children in the EU. Retrieved March 18, 2017, from: http://www.scepnetwork.org/images/21/295.pdf
Harris, D. (n.d). Europe and Migration: Five Challenges. Retrieved March 18, 2017 from Huffington Post: http://www.huffingtonpost.com/david-harris/europe-and-migration-five_b_8798548.html

This entry was posted in refugiados. Bookmark the permalink.