Los niños que son dejados atrás en China

En China se vive una migración masiva laboral de las zonas rurales hacia las ciudades. En el año 2009, 145 millones de personas – aproximadamente el 11 % de la población- emigraron del campo a las grandes ciudades para buscar trabajo (Hu, 2012). Sin embargo, muchos de los que emigran, tienen que dejar atrás a sus familiares cercanos; muchos de ellos son también padres que sacrifican su vida familiar para buscar oportunidades económicas en otro lugar. Muchos tienen la esperanza de que el dinero que ganen en la ciudad les permitirá apoyar a sus hijos en el futuro.

A consecuencia de esta migración, hay cerca de 61 millones de niños dejados atrás en las zonas rurales chinas, algunos viven con uno de sus padres o con otros familiares, por lo general, con sus abuelos (Pedroletti, 2016). Existen dos millones de niños que se han quedado a vivir solos (TheEconomist, 2015). A estos niños habitualmente se les llama liushouertong (los niños dejados atrás).

“Si no tuviéramos problemas legales, lo llevaríamos con nosotros.” Liu Ting, madre de Tang Yuwen (12 años)(1)

El sistema Hukou es, en gran parte, responsable de esta situación. El Hukou es un permiso de residencia que le permite a quien lo tiene acceder a servicios sociales gratuitos en la zona en que se reside, tales como educación o asistencia médica. Bajo este sistema, si un niño se muda de un pueblo a una ciudad con sus padres, no puede asistir a la escuela o recibir asistencia médica gratuita. Por lo tanto, para muchos trabajadores, llevar a sus hijos con ellos es una presión económica muy grande. (Al Jazeera, 101 East, 2016).

Por otra parte, una vez en la ciudad, los padres no tienen el tiempo suficiente para ocuparse de sus hijos debido a las extensas jornadas laborales y a los largos trayectos para ir y volver del trabajo. Además, algunos viven en habitaciones que están en las fábricas donde no les permiten que sus hijos vivan con ellos (TheEconomist, 2015).

“Estoy muy preocupada, porque no estoy con él […], me preocupa su seguridad.” Liu Ting

Los niños dejados atrás son vulnerables a sufrir abusos ya que sus padres no están con ellos para proteger o defender sus derechos. Pueden sufrir acoso escolar o abuso por parte de otros adultos (de sus tutores o de otras personas). En el año 2015, un profesor fue condenado a cadena perpetua por violar a 12 alumnos, 11 de los cuales eran niños dejados atrás (TheEconomist, 2015). El mismo año, una adolescente discapacitada de 15 años y su hermano – ambos dejados atrás- fueron asesinados por familiares lejanos que habían violado a la niña y tenían miedo de ser descubiertos (Ibid.) Otra problemática más es q los niños dejados atrás caigan en la delincuencia, por falta de supervisión adulta y al tener que sobrevivir por sí mismos.

“Yo sé que ganar dinero es duro para mi Papá y Mamá […] pero los extraño muchísimo, siento mucho dolor.” Tang Yuwen

Según los informes de la ONG china De camino a la escuela (Shangxuelushang), 9 millones de niños dejados atrás sólo ven a sus padres una vez al año (Pedroletti, 2016) y más de dos millones tampoco han recibido una llamada telefónica durante un año (China DevelopmentBrief, 2015). La salud mental de los niños dejados atrás se ve afectada por la ausencia de los padres; los niños son propensos a sufrir ansiedad y depresión, falta de autoestima y sensación de abandono. Todo ello puede conducir a situaciones trágicas. Por ejemplo, en el año 2015, un niño de 13 años en Bije envenenó a sus hermanas menores y luego se suicidó, dejó una nota que decía: “Morir ha sido mi sueño durante años.” (TheEconomist, 2015). Asimismo, investigaciones comparativas entre niños que viven con sus padres y los dejados atrás revelan que esta ausencia también les afecta en su desempeño escolar, en su comportamiento social y emocional así como en su crecimiento. (TheEconomist, 2015).

“Mamá y papá tienen una vida dura, no quiero que se preocupen por mí.” Tao Lan (14 años)

Para solucionar este problema, el gobierno chino ha implantado un programa de capacitación de trabajadores sociales que ayudan a los niños dejados atrás. Pero el alcance de este programa es limitado y actualmente, sólo el 0,5 % de los niños dejados atrás recibe este apoyo (TheEconomist, 2015). También se podría mejorar el sistema Hukou y que sea más sencillo para los padres llevar a sus hijos cuando emigren. Y por último, crear puestos de trabajo en el campo también podría ayudar a que las familias sigan unidas (Ibid.).

(1) Todas las citas que aparecen de padres y niños forman parte del artículo de la BBC “Countingthecost of China’sleft-behindchildren”: http://www.bbc.com/news/world-asia-china-35994481.

Escrito por : Salomé Guibreteau
Traducido por : Laura Cardonnet
Revisado por : María Guadalupe Suárez

Sources

 

 

Al Jazeera, 101 East. (1 de diciembre de 2016). China’s Left-Behind Generation. Información obtenida el 20 de abril de 2017 en Al Jazeera: http://www.aljazeera.com/programmes/101east/2016/11/china-left-generation-161130065311382.html

China Development Brief. (24 de junio de 2015). Road to School releases white paper on mental issues facing China’s left-behind children. Información obtenida en China Development Brief: http://chinadevelopmentbrief.cn/news/road-to-school-releases-white-paper-on-chinese-left-behind-childrens-mental-condition/

Hu, X. (4 de enero de 2012). China’s Young Rural-to-Urban Migrants: In Search of Fortune, Happiness, and Independence. Información obtenida el 19 de abril de 2017 en Migration Policy Institute: http://www.migrationpolicy.org/article/chinas-young-rural-urban-migrants-search-fortune-happiness-and-independence

Pedroletti, B. (29 de marzo de 2016). En Chine, au pays des enfants délaissés. Información obtenida el 19 de abril de 2017 en Le Monde: http://www.lemonde.fr/international/visuel/2016/03/29/en-chine-au-pays-des-enfants-delaisses_4891826_3210.html

Sudworth, J. (12 de abril de 2016). Counting the cost of China’s left-behind children. 12 de abril de 2016 BBC: http://www.bbc.com/news/world-asia-china-35994481l

The Economist. (17 de octubre de 2015). China’s left-behind little match children. Información obtenida el 19 de abril de 2017 en The Economist: http://www.economist.com/news/briefing/21674712-children-bear-disproportionate-share-hidden-cost-chinas-growth-little-match-children

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.