Mutilación Genital

Mutilación Genital

Mutilación genital femenina

La mutilación genital femenina (MGF) es una práctica que afecta la salud de las niñas, ya que viola su dignidad y su derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Sin embargo, la MGF es una práctica cultural llevada a cabo en numerosas partes del mundo.

Definición

La MGF, también denominada “circuncisión femenina”, consiste en la extirpación de parte o de la totalidad de los genitales externos de una niña o una mujer por razones culturales o simplemente no médicas.
Estas prácticas constituyen una violación de los Derechos del Niño puesto que se realizan en niñas de 0 a 15 años.

Causas

Este tipo de mutilaciones es llevado a cabo por varias razones, que pueden ser de tipo religioso, cultural o sanitario. Aún hoy, esta práctica inhumana y degradante es en realidad una forma cruel de preservar la virginidad de las jóvenes.
A menudo se considera esta práctica como un rito del paso a la edad adulta. Los padres, especialmente las madres, que ya han pasado por el mismo sufrimiento y humillación, se sienten obligados a someter a sus hijas a este ritual para no poner en riesgo su integración social y la de toda su familia.
Negarse a someterse a estos rituales puede ser motivo de exclusión social de la niña, o incluso de toda su familia. En casos extremos, la niña puede ser incluso asesinada.

Consecuencias

Las condiciones en que estas prácticas se llevan a cabo –precariedad, falta de higiene, ausencia de personal médico y falta de anestesia– hacen que la salud física y psicológica de las niñas sufra un impacto devastador. Miles de niñas mueren cada año debido a las complicaciones de salud causadas por la mutilación, que las expone a daños severos, infecciones y riesgo de hemorragia interna.
Además, diversos estudios han demostrado que la mutilación de las mujeres repercute negativamente en sus hijos, quienes corren un riesgo mucho mayor de morir al nacer.

La mutilación genital femenina en el mundo

En la actualidad, más de 130 millones de niñas y mujeres de todo el mundo han sufrido la mutilación genital femenina, y cada año, tres millones de niñas corren el riesgo de sufrir el mismo destino.
La mutilación genital femenina se practica principalmente en África (en 28 países), con más de 90 millones de niñas y mujeres circuncidadas, lo que significa que una de cada tres mujeres tiene que vivir con las consecuencias de la mutilación sexual.
La MGF también se lleva a cabo en Malasia, Yemen e Indonesia, así como en algunos grupos étnicos de Centroamérica y Suramérica. Esta práctica existe incluso en países desarrollados, debido a las familias inmigrantes que perpetúan sus tradiciones.

La mutilación genital femenina: una práctica tradicional destructiva

Se define a las prácticas tradicionales como prácticas heredadas del pasado que son aceptadas y respetadas por todos los miembros de una comunidad. Debido al respeto por estas costumbres, las comunidades continúan practicando la mutilación genital femenina.
Sin embargo, estas mutilaciones perjudican la salud mental y física de las niñas, poniendo en riesgo sus vidas y su desarrollo. Considerada una práctica en contra de los Derechos Humanos, los valores morales de las comunidades deben cambiar para que las prácticas tradicionales perjudiciales sean completamente erradicadas.

Mutilación genital por motivos estéticos

La mutilación genital por motivos estéticos es un procedimiento quirúrgico efectuado en los genitales de un niño o niña, con el objeto de esclarecer su género.

No es de público conocimiento, pero esta cirugía se realiza frecuentemente en países en desarrollo. Si bien se desarrolla bajo anestesia, estas operaciones continúan siendo actos de mutilación debido a su naturaleza irreversible y al hecho de que son llevadas a cabo sin el consentimiento del niño o niña.

Circuncisión

La circuncisión es la práctica de cortar quirúrgicamente una parte del prepucio de un hombre y se realiza más comúnmente en niños.

A menudo realizada por motivos religiosos, la circuncisión es recomendada por la Organización Mundial de la Salud, pues reduce en un 60 % la tasa de contagio de enfermedades de transmisión sexual entre hombres y mujeres durante las relaciones sexuales.

A pesar de sus beneficios, la circuncisión sigue siendo polémica, puesto que constituye una mutilación física irreversible efectuada en niños sin su consentimiento y es posible que interfiera negativamente en su desarrollo emocional y bienestar.

Traducido por: Alba Romero Morillas y Juan José Ayarza
Corregido por: Cielo Paola Borja y Margarita Escandell