Mortalidad infantil

Mortalidad infantil

La mortalidad infantil en el mundo

El número de niños que mueren cada año en un país es un índice del bienestar y la salud de los niños en dicho país. En la actualidad, la situación mundial de la mortalidad infantil es trágica: cada 4 segundos muere un niño.

Sin embargo, la muerte de 22.000 niños por día no es inevitable, al contrario, existen soluciones y la gran mayoría casos pueden prevenirse fácilmente.

Definición de mortalidad infantil

La mortalidad infantil se mide mediante la “Tasa de Mortalidad Infantil”, que consiste en el número anual de muertes infantiles dividido por el número total de nacimientos en una región determinada.

Este cociente brinda, principalmente, información acerca de las condiciones de salud de los niños de un país.

Tasa de mortalidad en menores de 5 años

La tasa de mortalidad en menores de 5 años es un indicador estadístico de la probabilidad de que un niño fallezca entre su nacimiento y los 5 años de edad. Se expresa en 1 por mil (‰), es decir, en la décima parte de un porcentaje (1% = 0,1 ‰). De este modo es un promedio que indica, por ejemplo, que por cada 1.000 nacimientos en Kenia, 121 niños fallecen antes de los 5 años de edad.

Este indicador posee importantes ventajas comparativas para la evaluación del impacto de las acciones en el bienestar y la supervivencia de los niños. Es un indicador del desarrollo de los resultados asistenciales y de los de la acción mundial enfocada en diversas actividades (inmunización, agua potable, salud materna, nutrición…).

La mortalidad infantil en cifras

Aproximadamente 9 millones de niños menores de 5 años mueren cada año, lo que significa que muere un niño en el mundo cada 4 segundos. Sin embargo, a pesar de esta alarmante cifra, la situación no está empeorando sino mejorando. Entre 2000 y 2010 se registró una disminución de la mortalidad infantil en un 35%.

Año
1960
1970
1980
1990
2000
2010
Número de muertes anuales de niños
18’900’000
17’400’000 (-8%)
14’700’000 (-15%)
12’700’000 (-14%)
12’400’000 (-2%)
8’100’000 (-35%)

India, Nigeria, la República Democrática del Congo, Etiopía y China concentran más de la mitad de la cantidad total de muertes infantiles del mundo.

En comparación, en la guerra más sangrienta de la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial, se registró una cantidad de muertos que superaba los 60 millones, la cual, dividida entre los 6 años, representó más de 10 millones de muertes por año. No obstante, en aquel momento, fallecían más de 20 millones de niños por año. Por lo tanto, la mortalidad infantil fue, en comparación, mucho más alta que la mortalidad en general de la guerra más terrible de la historia de la humanidad.

Causas de mortalidad infantil

La mortalidad infantil tiene 6 causas principales:

  • Neumonía (19%),
  • Diarrea(17%),
  • Nacimiento prematuro (10%),
  • Infecciones neonatales (10%),
  • Malaria (8%)
  • Falta de oxígeno al nacer (8%).

Diversas causas se combinan y aumentan la mortalidad infantil, pero en particular la desnutrición, combinada con otros factores, es responsable del 50% de las muertes infantiles en todo el mundo.

Soluciones para la mortalidad infantil

La mortalidad infantil puede prevenirse si los gobiernos decidieran priorizar las políticas a favor de los niños en sus presupuestos nacionales.
Intervenciones sencillas pueden lograr reducir la mortalidad infantil de forma significativa, como por ejemplo:

  • La mejora de la nutrición de los niños;
  • La mejora de la salud materna;
  • La disminución del impacto del VIH, la malaria y otras enfermedades;
  • El agua potable y las condiciones de salubridad.

Por ejemplo, casi 27 millones de niños carecen aún de las vacunas más importantes: 1,4 millones mueren cada año de enfermedades para las cuales existen vacunas. No obstante, las campañas mundiales de inmunización han tenido un progreso importante. En Vietnam, gracias a la vacunación generalizada contra el sarampión, la mortalidad infantil disminuyó a la mitad desde 1990.

Lejos de ser una incontenible calamidad, la alta mortalidad infantil puede ser reducida notablemente, como se evidencia en la disminución de un 35% de la tasa de mortalidad en menores de 5 años durante la última década. La Organización de las Naciones Unidas estableció la reducción de la mortalidad infantil como uno de los «Objetivos de Desarrollo del Milenio» con la esperanza de reducir en dos tercios la tasa de mortalidad de 1990 para el 2015.

Traducido por: Laura Cardonnet
Corregido por: María Julio
Voir Aussi

 

Sources

 

PlusLoin

 

Haut de page