Niños de Palestina

Niños de Palestina

Descubriendo los derechos infantiles en Palestina

En referencia al conflicto entre israelíes y palestinos, el Comité de los Derechos del Niño manifestó en 2013 de nuevo su «gran preocupación por el hecho de que los niños de los dos bandos en conflicto sigan resultando heridos o muertos, constituyendo los niños que viven en los territorios palestinos ocupados un porcentaje desproporcionado de esas víctimas».

El Estado de Israel es responsable de la adecuada aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño en Israel y en los territorios palestinos ocupados. De hecho, según el Tribunal Internacional de Justicia, como potencia ocupante, es responsable de la situación de los Derechos Humanos en Palestina. Sin embargo, el Estado israelí se niega a reconocer esta obligación. En consecuencia, quedan impunes numerosas violaciones de los derechos del niño.

 Carte-droits-de-l'enfant-dans-le-monde-2014-MINI (2) gaza_strip_sm00 (1)

orangeÍndice de Materialización de los Derechos del Niño : 7,74 / 10
Nivel naranja : Problemas evidentes

población: 4,3 millones
Pob. de 0-14 años: 40%

Esperanza de vida: 73,2 años
Mortalidad – de 5 años: 19 ‰

 

Descubriendo los Derechos del Niño en Palestina:

Niños víctimas de la guerra

Como consecuencia del conflicto armado entre Israel y Palestina, hay que lamentar la muerte de muchos niños palestinos, víctimas inocentes asesinadas por error -pero también algunas veces fríamente y sin motivo alguno- a manos de militares israelíes.

victimes-conflit-andreas-h-lunde-flickrEn la Franja de Gaza, donde Israel libra una cruenta guerra contra Hamas, los enfrentamientos e incursiones israelíes han causado la muerte de numerosos niños. Muchas veces los ataques se dirigen contra lugares públicos que suelen convertirse en refugios para civiles, como escuelas, hospitales, etc. Además de las vidas perdidas, decenas de miles de niños son heridos y algunos de ellos se convierten en discapacitados de por vida.

«Flashbacks, pesadillas, agorafobia: los horrores de la guerra también afectan a los niños», lamenta Unicef en un estudio sobre los niños de la Franja de Gaza. Esos menores están sin duda traumatizados: el 88% de ellos vive con miedo.

Hamas tampoco duda en utilizar a los niños palestinos de la Franja de Gaza en sus actividades para luchar contra Israel. En una página web, se puede comprobar cómo Hamas glorifica el martirio e incita a los niños a suicidarse para defender la causa palestina. Con el eslogan «morir por Dios es la victoria», se anima a los niños a comprometerse activamente en el conflicto, en perjuicio de su derecho a la vida y a la protección.

Niños víctimas de la ocupación

Por otra parte, la ocupación de Palestina por Israel tiene un impacto en el día a día de la vida de los niños.

La Autoridad Palestina depende en gran medida de la ayuda internacional, los recursos económicos son escasos y los servicios públicos no están a la altura.

El muro, que en algunas zonas cuenta con alambradas y que atraviesa Cisjordania, tiene enormes repercusiones tanto en el acceso a la educación, al agua o a los servicios sanitarios como en el desarrollo económico del país (véanse capítulos siguientes).

Por otro lado, informes de organizaciones no gubernamentales demuestran que Israel recurre a la fuerza para reprimir las manifestaciones pro-palestinas y no duda en utilizar gases lacrimógenos ni en disparar a la gente, aunque se trate de niños.

El ejército israelí consideró que las piedras eran proyectiles tan peligrosos como las balas. En consecuencia, si un niño tira una piedra a un militar israelí, éste puede responder con las armas y el niño podría ser castigado con hasta 20 años de cárcel.

Pobreza

pauvrete-delayed-gratification-flickrLas restricciones israelíes a la libre circulación de personas y mercancías constituyen un perjuicio enorme para la economía palestina.

En 2012, el índice de desempleo era del 27% y, según cifras más recientes, el 26% de los palestinos viven por debajo del umbral de la pobreza.

En Gaza, donde la pobreza es mayor, uno de cada dos jóvenes tiene la suerte de trabajar.

Las consecuencias de la pobreza en la vida de los niños son múltiples: su formación suele ser insuficiente al abandonar la escuela a muy temprana edad, en general para trabajar y ayudar a cubrir las necesidades de sus familias. El matrimonio precoz de las niñas y la criminalidad de los adolescentes son también consecuencias de la pobreza.

Derecho a la educación

En Palestina, en torno al 70% de los niños van a la escuela primaria.

El acceso a la educación es difícil para los niños que viven en campos de refugiados y en pueblos que carecen de escuela.

education-delayed-gratification-flickrSegún un estudio de Unicef llevado a cabo en 2013, más de 2.500 niños de las comunidades estudiadas atraviesan uno y varios checkpoints cada día para ir a la escuela. Una situación que contribuye al abandono escolar y al trabajo infantil.

Además, hay demasiados alumnos por clase, no hay suficientes aulas, la calidad de la enseñanza es menor y las escuelas carecen de recursos y medios materiales.

En Gaza, varias escuelas sufrieron daños importantes e incluso fueron arrasadas durante la Operación «Plomo Fundido» de 2012. En 2013, según Unicef, han tenido que dejar la escuela más de 123.000 niños.

Derecho a la salud

En Palestina, el índice de mortalidad infantil es siete veces superior al de Israel. El 30% de los niños palestinos mueren antes de los 5 años. Son varias las causas de esta elevada mortalidad infantil: anemias, carencias alimenticias o incluso desnutrición crónica severa.

El acceso a la sanidad puede resultar muy problemático en Palestina, debido al muro y a los checkpoints. Según distintos testimonios, ha habido casos en los que el ejército israelí ha impedido el paso a familias palestinas que iban a llevar al hospital a sus hijos enfermos. En ocasiones, si no se recibe a tiempo la asistencia sanitaria necesaria, el desenlace puede ser fatal. Durante el conflicto, también se han destruido numerosos hospitales o ambulatorios, privando a los niños de su derecho a la sanidad.

Derecho al agua

Como el agua es un recurso muy limitado, la higiene suele quedar relegada a un segundo plano para intentar cubrir necesidades vitales como beber y alimentarse. Pero el consumo de agua no potable provoca enfermedades graves a los niños (diarreas, hepatitis…).

israel-v-p-il-e-02368En Cisjordania, en 2013, más de un millón de palestinos tienen que sobrevivir con unos 60 litros de agua por persona y día, muy por debajo del umbral recomendado por la ONU de 100 litros por persona y día.

En Gaza, el 95% del agua no es apta para el consumo humano. Está tan contaminada que se estima que el territorio se quedará sin agua potable en 2016, con efectos irreversibles en 2020. El elevado índice de nitrato (debido sobre todo a la mala gestión de las aguas residuales) es la causa de muchas enfermedades que afectan en especial a los bebés y a los niños.

Matrimonio en la infancia

Aunque la mayoría de edad se alcanza a los 18 años, el matrimonio en la infancia sigue siendo una costumbre muy presente en Palestina, ya que una de cada diez niñas se casa entre los 15 y los 19 años y el 2% de ellas antes de los 15.

Estos matrimonios pueden tener efectos negativos en las niñas que no saben cuáles son sus consecuencias. De hecho, muy a menudo, al casarse las niñas se hacen mujeres y deben ocuparse de la casa y de su marido. Además, poco después del matrimonio suelen quedarse embarazadas y deben hacerse cargo de su progenitura cuando ellas mismas son sólo unas niñas.

Discriminación

Las mujeres y las niñas siguen siendo víctimas de discriminación. Les afectan en particular los «crímenes de honor». Aunque esos crímenes son castigados por la ley, los hombres suelen ser sentenciados a condenas leves y las víctimas no encuentran eco a su llamada de socorro.