Niños de Turquía

Niños de Turquía

Descubriendo los derechos infantiles en Turquía

Rica en recursos naturales y humanos, Turquía tiene una economía dinámica. Sin embargo, no toda la población es capaz de beneficiarse de este sistema económico. De hecho, la pobreza sigue siendo un problema grave para un segmento de la población. Algunos niños no pueden disfrutar de todos los derechos proclamados en la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Carte-droits-de-l'enfant-dans-le-monde-2014-MINI (2) Carte_Turquie (1)

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño : 7,96/ 10
Nivel naranja: Problemas evidentes

Población: 80,6 millones
Pob. de 0-14 años: 25,9%

Esperanza de vida: 75,3 años
Mortalidad – de 5 años: 12‰

Principales problemas que afectan a los niños en Turquía:

Pobreza

pauvrete-miss-ohara-flickrEl 17% de la población turca vive por debajo de la línea de pobreza. Esta cifra, aunque no sea alarmante, necesita ser reducida, especialmente porque la brecha entre ricos y pobres, así como la disparidad entre las áreas rurales y urbanas, se está ensanchando.

Muchos niños de familias pobres no son capaces de beneficiarse del derecho a la salud o a ser amparados por la ley como otros niños pueden y lo hacen.

Problemas de Salud

Reformas al sistema han sido implementadas. Sin embargo, hay indicadores de que las autoridades sanitarias necesitan hacer más. El 11% de los bebés nace con deficiencias alimentarias y el 20% de los niños muere antes de cumplir los 5 años.

Se necesita mejor equipamiento médico y la competencia general del personal de salud necesita mejorar para que las necesidades de los pacientes puedan ser atendidas efectivamente.

Educación

Se han hecho progresos con respecto a la asistencia escolar. Sin embargo, el 5% de los niños turcos no asiste a la escuela. Las niñas son afectadas especialmente por esta tendencia. Un buen número de ellas abandona la escuela después del quinto o sexto año.

Violencia infantil

El maltrato de los niños turcos sigue siendo un problema y toma varias formas: física, psicológica y sexual.

La peor forma de violencia es el crimen de honor. Numerosas chicas jóvenes, principalmente quienes viven en áreas rurales, son víctimas de ritos y tradiciones ancestrales. De acuerdo a estas costumbres, es necesario preservar el honor familiar en todo momento.

Una niña puede ser asesinada por su familia si habla con un extraño, si frecuenta los hogares y casas de hombres, o peor aun, si es violada. A menudo se realiza una reunión para determinar si ella debe ser asesinada. Si la decisión es matarla, ella morirá en medio de mucho sufrimiento, incluyendo mutilación de las orejas, estrangulamiento, o entierro estando aún viva.

A pesar del establecimiento de un nuevo código penal en 2005, que dispone explícitamente el juicio y castigo de dichos crímenes, el crimen de honor aún persiste. Hoy en día, las familias tratan de evadir la justicia intentando hacer que el crimen de honor parezca un suicidio.

Trabajo Infantil

Con la ayuda de un programa de la Organización Internacional del Trabajo para abolir el trabajo infantil, Turquía ha logrado progresar con respecto a esta situación. Se estima que el 3% de los niños turcos pertenecen al mercado laboral.

Con el fin de proteger la vida y salud de estos niños, el trabajo infantil necesita ser prohibido. Los que trabajan en talleres de reparación, carpinterías, o en obras de construcción, respiran polvo, suciedad, humo y muchos químicos nocivos. Las consecuencias para su salud son siempre malas y los hacen vulnerables a numerosas enfermedades.

Tráfico Humano

La explotación sexual de los niños con fines comerciales sigue prevaleciendo en Turquía. La edad mínima para el consentimiento sexual es de 15 años: cualquier persona que tenga relaciones sexuales con una niña menor de esa edad puede ser puesto en prisión. Sin embargo, ciertas niñas jóvenes son forzadas por traficantes o por vivir en condiciones de pobreza a someterse a dicha explotación.

Existe otra forma cruel de explotación en Turquía que involucra la adquisición y venta de órganos humanos. Debido al alto valor monetario que se les da a los órganos humanos, ciertos traficantes no dudan en apoderarse de los niños con el propósito de remover sus órganos y venderlos a compradores interesados.

Matrimonio Infantil

El matrimonio infantil, a pesar de haber sido reducido significativamente, es aún practicado. La edad legal para el matrimonio es de 17 años tanto para las niñas como para los niños. Sin embargo, existen situaciones en las que las niñas son casadas con tan solo 12 años de edad.

Tales matrimonios existen principalmente en áreas rurales y frecuentemente ocurren entre primos. Las ceremonias de la boda tienden a no ser oficiales, ya que su práctica es ilegal.

Recientemente, la policía turca arrestó un número de hombres en sus veinte años que se habían casado con niñas de 12 años de edad.