Niños de Irán

Niños de la República Islámica de Irán

Descubriendo los Derechos del Niño en Irán

 

La situación de los niños en el país es complicada: cada mes, más de 100 niños mueren de hambre o a causa de las reyertas en las calles y de enfermedades. Por ese motivo, las autoridades nacionales están buscando soluciones para solucionar algunos de los problemas a los que se enfrentan, como el trabajo y el tráfico infantil. No obstante, las mismas autoridades son las que a veces violan los derechos fundamentales de los niños con sus actuaciones; a día de hoy, Irán es uno de los únicos países que sigue aplicando la pena de muerte a los menores de 18 años.

Carte-droits-de-l'enfant-dans-le-monde-2014-MINI (2) Carte_Iran (1)

orangeÍndice de Cumplimiento de los Derechos del Niño : 7,73 / 10
Nivel naranja: Problemas evidentes

Población : 79,8 millones
Pob. de 0-14 años: 23,8%

Esperanza de vida: 74,1 años
Mortalidad – de 5 años: 13 ‰

Principales problemas que afectan a los niños en Irán:

Pobreza

Si bien es cierto que Irán es un país que dispone gran cantidad de recursos naturales, las redes de tráfico de drogas y los grupos terroristas se hacen con ellos y los controlan a su antojo. Por tanto, la población vive en la pobreza.

De hecho, según las cifras oficiales, el 80% de la población iraní vive en el umbral de la pobreza, siendo los niños de las zonas rurales, uno de los colectivos más afectados por este fenómeno.

Salud

Según el artículo 24 de Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, “todos los niños deben disfrutar de un buen estado de salud y beneficiarse de los servicios de sanidad”. En Irán, la tasa de mortalidad infantil entre los menores de 5 años es muy elevada y la prematuridad, la neumonía, la congestión pélvica y la diarrea son las causas principales de muerte entre los más pequeños.

La salud de las madres ha mejorado en los últimos años, pero la desnutrición todavía sigue siendo un problema grave sobre todo en las zonas rurales.

Educación

Irán ofrece una educación gratuita y obligatoria a los niños hasta los 11 años. Sin embargo, en las zonas rurales, los más pequeños apenas acuden a los colegios, especialmente en el caso de las niñas.
Los lugares más remotos del país todavía requieren muchas mejoras de infraestructura.

Derecho a la no discriminación

En la sociedad iraní, el hombre ocupa un lugar más importante que la mujer. El sistema educativo del país ayuda a la difusión de un sistema de creencias religiosas en el que las mujeres son consideradas seres inferiores. Por ejemplo, se enseña a los alumnos que las mujeres pertenecen a los hombres y que, estos últimos, tienen derecho a castigar a sus esposas si no obedecen sus órdenes. Asimismo, las mujeres son vistas como una fuente de corrupción.

No obstante, en los últimos años el número de mujeres jóvenes en las universidades es mayor que el de los varones.

Los menores y el sistema judicial

Irán es uno de los cinco países que junto con Paquistán, Arabia Saudí, Sudán y Yemen aplican la pena de muerte a los menores de 18 años. Los niños detenidos no tienen dderecho al debido proceso y son condenados a muerte cada vez con más frecuencia. Además, los niños pobres no disponen de medios financieros suficientes para cubrir los gastos derivados de los procesos judiciales.

La tasa de menores condenados a muerte se ha incrementado bajo el régimen de Mahmoud Ahmadinejad, presidente actual de la República de Irán. Las autoridades continúan ejecutando a niños incluso bajo la presión de organizaciones pro defensa de los derechos humanos que denuncian esta práctica.

Matrimonio de menores

Según la ley iraní, la edad mínima para contraer matrimonio es de 13 años para las niñas y de 15 para los niños. No obstante, no es de extrañar que en las zonas rurales muchas jóvenes contraigan matrimonio mucho antes debido a motivos económicos.

Lo que es peor aún, hay reportes que jóvenes iraníes están siendo vendidas y forzadas a contraer matrimonio con paquistaníes que las explotan sexualmente.

Tráfico infantil

En Irán la prostitución y el tráfico de niños ocurren de manera alarmante. Muchos de los niños iraníes son vendidos en el mercado negro de explotación sexual en Pakistán, Turquía, Emiratos Árabes, Baréin o Europa. Jóvenes varones y mujeres de entre 9 y 14 años pueden ser vendidos por cantidades comprendidas entre 15 y 20 dólares. En Irán los principales compradores son conductores de camiones, dirigentes religiosos y trabajadores inmigrantes afganos.

Asimismo, los niños de países vecinos, especialmente Afganistán y Pakistán que cruzan las fronteras en un número cada vez mayor para trabajar en los prostíbulos del sur de Irán.

Los niños de la calle

Los niños sin hogar es un problema serio en Irán. La mayoría de estos niños no son huérfanos, pero nacen en el seno de familias con problemas de abuso de droga, por lo que se ven forzados a vivir en la calle. Otros son hijos de refugiados o de padres desempleados que se ven obligados a trabajar para ayudar a mantener a sus familias.

En la actualidad se estima que al menos 200 mil niños viven en las calles. Estos duermen en edificios abandonados, contenedores o automóviles y necesitan encontrar trabajo para satisfacer sus necesidades o las de su familia.

Vulnerables y abandonados, estos niños iraníes son presas fáciles de adultos depravados que no dudan en abusar de ellos. Más del 60% de esta jóvenes han sido víctimas deabuso sexual durante la primera semana de su estancia en la calle. Cada 6 días, una niña es violada y asesinada en Teherán.

Trabajo infantil

Se estima que el 14% de los niños iraníes se ven obligados a trabajar en condiciones peligrosas o insalubres. Estos niños usualmente trabajan en las calles, en fábricas de automóviles o de alfombras, o en la prostitución. Su salud y educación pasan entonces a un segundo plano, por lo que piensan que no existe la posibilidad de que su vida mejore.