Niños de Marruecos y el Sahara Occidental

Niños de Marruecos y el Sahara Occidental

Descubriendo los Derechos del Niño en Marruecos y el Sahara Occidental

A pesar de los numerosos avances acontecidos en Marruecos en los últimos años en lo que a derechos de los niños se refiere, en particular lo concerniente a educación aún hoy en día persisten las violaciones de los mismos, sobre todo en materias como la violencia sexual y la explotación y el matrimonio infantil…

Carte-droits-de-l'enfant-dans-le-monde-2014-MINI (2) Carte_MAROC (1)

orangeÍndice de Cumplimiento de los Derechos del Niño : 7,77 / 10
Nivel naranja: Problemas evidentes

Población: 32,6 millones
Pob. de 0-14 años: 27,1%

Esperanza de vida: 70,9 años
Mortalidad – de 5 años: 24‰

Principales problemas que afectan a los niños en Marruecos y el Sahara Occidental:

Pobreza

El 15% de la población vive por debajo del umbral de pobreza (sobreviven con menos de 2 dólares al día).

Sin embargo, la pobreza que antiguamente afectaba sobre todo a las áreas rurales ha disminuido considerablemente gracias a las medidas llevadas a cabo por el Reino de Marruecos.

Derecho a la sanidad

Durante los últimos 5 años, la tasa de mortalidad infantil era bastante elevada, concretamente un 38%. Sin embargo, cabe mencionar que Marruecos ha realizado un gran esfuerzo para reducir está cifra.

El Marruecos debe ahora ampliar y mejorar sus servicios de salud para que todos los niños tengan derecho a la vida.

Trabajo infantil

En Marruecos, muchas familias viven bajo unas condiciones de vida deplorables, y en situaciones de extrema pobreza. por lo que los niños se ven obligados a abandonar la escuela para buscar trabajo.

En la actualidad la explotación infantil afecta al 8% de los niños entre 5 y 14 años de edad. Este fenómeno, que afecta principalmente a las niñas, aún no se ha erradicado.

Las niñas a menudo se convierten en empleadas domésticas mientras que los niños venden pañuelos o limpian zapatos en las calles. Por lo que son explotados desde una edad muy temprana.

A veces se ven obligados a prestar servicios sexuales, por lo que son víctimas de abusos y de la violencia.

La explotación infantil en Marruecos es parte de un tráfico que raramente es castigado por la ley. Sin embargo, en los últimos años se han llevado a cabo numerosos avances legislativos para ayudar a estos niños.

La educación infantil

A pesar de que, desde 2002, la escuela es obligatoria y gratuita para todos los niños de entre 6 y 15 años, en la actualidad sólo el 88% de los niños marroquíes ha recibido una educación.

Aunque la escuela es gratuita, los padres que viven en la más absoluta miseria no pueden hacer frente a los gastos en material escolar. Por lo que las familias a veces se ven obligadas a enviar a sus hijos a trabajar para ayudar a la manutención del hogar. Por lo que uno de cada dos nuños mayores de 10 años es analfabeto.

Marruecos está trabajando duro para garantizar el acceso a la educación de los más pequeños. Sin embargo, el Gobierno debe de trabajar de manera conjunta con la sociedad civil marroquí para lograr una educación universal.

Los niños huérfanos

Cada año, alrededor de 100 a 200 niños son abandonados en todo Marruecos. El embarazo fuera del matrimonio se considera pecado. Por lo que el temor a posibles repercusiones, hace que muchas madres solteras a menudo huyan de sus casas para ocultar su embarazo y luego abandonen a sus bebés.

Marruecos no tiene instituciones que acojan a la madre y al niño. Las madres no cuentan con el apoyo emocional y financiero adecuado y esto las obliga a tomar decisiones desesperadas, como el abandono de su hijo.

UNICEF y la Liga Marroquí para los niños han lanzado recientemente de manera conjunta una nueva campaña denominada «Prevenir el abandono de los niños» con el fin de resolver este problema.

Niños migrantes

En los últimos años, Marruecos se ha convertido en un punto importante para la migración antes de llegar a Europa. Para algunas mujeres y niños, las ciudades marroquíes se han convertido en sus residencias.

Las condiciones de los niños migrantes desplazados son difíciles ya que están afectados por problemas relacionados con la malnutrición y la salud. Y a menudo, se les niega su derecho a acceder a los servicios de sanidad, educación o incluso justicia. Los niños migrantes que no están acompañados son más vulnerables al abuso y la explotación durante su detención.

Violencia sexual

Un creciente número de niños marroquíes son son víctimas de abusos sexuales. Este fenómeno social se ha extendido en las principales ciudades del Reino. Un informe de 2008 de la organización «Touche pas à mon enfant», reveló que, en muchos casos, los niños son víctimas de conocidos de sus padres o incluso de amigos de la familia.

Los niños, vulnerables y asustados, confían en estas personas. Por lo que la violación, traumatiza al niño y les afecta psicológicamente.

Es aún más sorprendente observar que los niños de menos de 8 años de edad son los más afectados por el comercio sexual. Esta situación es grave para ellos debido a su edad, ya que no saben cómo hacer la distinción entre el comportamiento amistoso y sexual.

Las niñas, al igual que los niños, son víctimas de abusos, como el acoso sexual, la prostitución, el turismo sexual, o incluso la violación. La violación, es el caso más extremo, ya que implica un trauma emocional mayor y muchas veces desemboca en un embarazo no deseado.

En Marruecos, se necesita un verdadero cambio de mentalidad, porque en la actualidad, las sanciones impuestas a los pedófilos son demasiado laxas. Por otra parte, se deben de llevar a cabo reformas para concienciar a la población y las instituciones públicas de la
necesidad de mejorar las condiciones sanitarias y reducir el número de incidentes sexuales que afectan sobre todo a los más pequeños.

Matrimonio infantil

La edad legal para contraer matrimonio es de 18 años. Dos menores sólo pueden unirse en matrimonio si cuentan con la autorización por parte del juzgado. Sin embargo, el 16% de las niñas contraen matrimonio a edades mas tempranas. Algunas familias, para obtener la autorización presionan a sus hijos hasta que estos acceden a casarse.

Normalmente estos matrimonios tienen graves consecuencias en la salud de los más pequeños, quienes no entienden la implicación de esta unión.