Niños desplazados

Niños desplazados

Niños exiliados

Cada año, ya sea voluntariamente o por coacción, millones de personas huyen de sus hogares debido a conflictos armados, situaciones de violencia generalizada, violación de los derechos humanos o catástrofes naturales. Casi la mitad de esas personas son niños, quienes son los más vulnerables a los peligros que conllevan las migraciones forzadas. Un niño en el exilio es un niño cuyos derechos son violados inevitablemente.

Definiciones

Para entender mejor los desafíos de este problema, es importante diferenciar entre las categorías de niños:

  • Niño desplazado internamente

A diferencia de los refugiados, los niños desplazados internamente no cruzan las fronteras internacionales de un Estado sino que son reubicados dentro de las fronteras de su nación. Esto representa 2/3 del total del número de niños desplazados.

  • Niños refugiados

Un niño refugiado es un niño que cruza las fronteras internacionales y que tiene ciertos derechos específicos.

  • Menores no acompañados

Producto de los conflictos armados y otros tipos de catástrofes, muchos niños se ven separados de sus padres o tutores. Dado que su estado legal no es definido inmediatamente, esos niños no son considerados “huérfanos” sino que “niños separados de su familia” o “menores no acompañados”.

Causas de desplazamiento

Numerosas son las razones que provocan desplazamientos. La causa principal para que las familias dejen sus hogares son los conflictos armados a nivel nacional (guerras civiles). Otras razones incluyen conflictos armados internacionales, así como situaciones de violencia generalizada.

Todas estas causas son generalmente acompañadas por una descarada violación a los derechos humanos. Las persecuciones siguen siendo la razón principal de tales violaciones, ya que amenazan directamente la libertad e incluso la vida de ciertos grupos sociales.

Catástrofes naturales como sequías, inundaciones, terremotos, tsunamis y hambrunas, así como catástrofes provocadas artificialmente por actividades industriales o nucleares, también contribuyen a que poblaciones vulnerables vivan en el exilio.

Riesgos relacionados con el desplazamiento

Reclutamiento forzado para el ejército, explotación sexual, abuso y violencia,trabajo forzado, adopción en condiciones irregulares, discriminación dentro de las comunidades temporales y, con ello, dificultades en el acceso a la educación y recreación, son algunos de los numerosos riesgos enfrentados por los niños desterrados.

Muchas veces los niños desplazados son apartados de sus parientes y conocidos más cercanos. Carentes del cuidado y de la protección de sus familias, se vuelven muy vulnerables a la explotación y al abuso. Asimismo, se ven debilitados por las largas distancias que han de recorrer y por las dificultades que deben enfrentar, convirtiéndose en blanco fácil para traficantes, contrabandistas y/o grupos armados.

Junto a esto, los niños exiliados pueden transformarse también en víctimas de la discriminación y gran parte de sus derechos fundamentales pueden ser quebrantados debido al destierro. Por ejemplo, si los niños viajan a un lugar donde pasan a ser un grupo étnico minoritario, sus derechos podrían ser vulnerados más fácilmente.

Las consecuencias del exilio para los niños

Vivir en el exilio tiene diversas consecuencias directas, especialmente en términos negativos. El trauma provocado por los traslados, los viajes, las esperas, etc. es difícil de superar, especialmente cuando no se cuenta con el apoyo psicológico adecuado. Puede desarrollarse un estrés psicosocial en niños que viven en tránsito y deben esconderse o son forzados a vivir en condiciones poco saludables o inhóspitas.

Esta vulnerabilidad psicológica y física, la pérdida de fuentes de ingreso y medios de subsistencia (como la pérdida de tierras) se puede traducir en un menor acceso a la educación y un sentimiento de precariedad en los individuos exiliados.

Otro problema que enfrentan los niños desterrados es que son despojados de sus documentos de identidad. En muchos casos, tales documentos son robados, perdidos o destruidos con el fin de evitar persecuciones o acusaciones legales. Estos documentos resultan, sin embargo, esenciales para el reconocimiento de los derechos de los niños, especialmente para el de su identidad.

Necesidades y derechos de los niños desplazados

El reconocimiento de los derechos de los niños en el exilio es esencial, ya que esto implica su derecho a la alimentación, salud, educación etc. Los menores necesitan albergue, comida, agua potable y atención médica. También requieren acceso a la educación y, por tanto, poder ir a la escuela. Habiendo perdido todo, la educación representa una oportunidad para tener una vida mejor al regreso del exilio, por lo que todos los niños deberían tener derecho a este requerimiento esencial.

¿Y tú?, ¿Qué puedes hacer?:

  • Infórmate sobre los temas relacionados con niños refugiados y desplazados consultando “Más Información”.
  • ¡Comunícate! Sensibiliza a tu entorno y a tus amigos y conocidos sobre la situación actual de los niños desterrados en el mundo.

¡Implícate!

Traducido por: Camila Jara
Corregido por: Cristian Pérez Lecaros