Apátridas e invisibles

Apátridas e invisibles

Niños sin identidad

Cuando no se reconoce ni se registra oficialmente un nacimiento, el niño corre el riesgo de convertirse en apátrida. Como resultado, no dispondrá de una identidad o ciudadanía oficiales y, por lo tanto, permanecerá invisible ante los ojos de la sociedad.

Diferentes tipos de apátrida

Apatridia de jure: cuando una persona desea solicitar la ciudadanía en el territorio de un Estado no reconocido a nivel internacional por los demás Estados. Es el caso de Palestina, por ejemplo.

Apatridia de facto: cuando el Estado rechaza otorgar la ciudadanía al solicitante debido a que la persona no puede aportar pruebas legales (certificado de nacimiento, etc.), por razones económicas o debido a tensiones o problemas internos en el país.

En el caso de los niños, las causas de la apátrida son numerosas: padres refugiados, pérdida de los certificados de nacimiento, pertenencia a grupos étnicos minoritarios o indígenas, etc.

Sin embargo, en general, la causa principal de la apátrida es la falta de registro del niño en el momento de su nacimiento.

No realizar el registro del niño puede ser el resultado de varios factores, por ejemplo, en el caso que el país enfrente problemas económicos graves o un conflicto armado. En estas situaciones, no se considera prioritario actualizar el estado de los registros civiles. Los servicios de las oficinas del registro civil pueden ser deficientes debido a la falta de personal cualificado, porque estén en lugares apartados o porque los procesos de registro sean demasiado costosos y complejos.

En algunos países, los padres no miden lo importante que es para sus hijos el hecho de estar registrados. Como muchos lo ven como una simple formalidad legal, no hacen el esfuerzo de ir a realizar este procedimiento.

Además, la pobreza y algunos aspectos culturales pueden llevar a los padres a abandonar o vender a sus hijos.
Por último, una vida nómada puede ser otra causa de apátrida. Los niños que han crecido en un entorno de vida nómada, generalmente no han sido registrados al nacer.

Las consecuencias de la apátrida: niños invisibles a los ojos de la sociedad

Los niños que aparecen en documentos o estadísticas no oficiales también son llamados “invisibles”. Esto significa que no tienen existencia legal en absoluto y que tendrán que hacer frente a la exclusión y la discriminación, un obstáculo que los marcará de por vida.
Los niños sin identidad oficial no poseen documentos y, por tanto, no tienen posibilidad de demostrar su verdadera edad y no se beneficiarán de los programas de protección para menores. Este hecho es muy problemático, especialmente para los adolescentes que corren el riesgo de ser considerados adultos.

No se beneficiarán de los servicios como la educación, la salud, etc. Tampoco podrán beneficiarse de la protección de sus derechos fundamentales y estarán más expuestos a los peligros de la prostitución, el abuso y el trabajo forzado. La violación de sus derechos pasará inadvertida porque son invisibles a los ojos de la sociedad.
Esta falta de reconocimiento tendrá efectos adversos en estos niños y estarán destinados a vivir al margen de la sociedad, sin oportunidades reales de desarrollo, integración o realización.

En general, estos menores proceden de entornos pobres y marginales, y dado que nunca serán reconocidos con todas las de la ley como miembros de la sociedad, acaban siendo aún más excluidos.

En consecuencia, no estarán firmemente arraigados a la comunidad que les rodea, lo cual alimentará el resentimiento y la rebeldía hacia la sociedad.

Niños invisibles (trailer)
Una película de Medhi Charef, Emir Kusturica, Spike Lee, Katia Lund, Jordan & Ridley Scott, Stefano Veneruso y John Woo.

Sinopsis: Sinopsis: el destino de niños procedentes de los cuatro rincones del planeta es visto por ocho de los directores más renombrados del mundo. Siete vidas destrozadas, siete niños abusados e ignorados como tantos otros testimonios y llamamientos para captar la atención de los adultos. (1)

UNICEF Francia quiso contribuir con la difusión de la película para informar y aumentar la conciencia de la juventud acerca de las condiciones de vida de los niños en del mundo.

Traducido por: Ana Mª Bennasar López
Corregido por: Ingrid Hernández