Niños de República Democrática del Congo

Niños de República Democrática del Congo

Descubriendo los Derechos del Niño en República Democrática del Congo

Asolados por los conflictos armados, los niños de la República Democrática del Congo (RDC) tienen una niñez que está lejos de ser ideal. La situación es difícil, caracterizada por: desnutrición, violencia sexual, niños soldados, desplazamientos, entre otros…

 Democratic Congo

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño: 4,93 / 10
Nivel negro: Situación muy grave.

Población : 75,5 millones
Pob. de 0 à 14 años : 43,9%

Esperanza de vida: 50 años
Mortalidad en menores de 5 años: 75 ‰

Principales problemas que afectan a los niños en República Democrática del Congo :

Pobreza
La República Democrática del Congo es uno de los países más pobres del mundo. Más del 70% de la población vive por debajo del umbral de pobreza. Gran parte de los habitantes vive con menos de dos dólares al día. El ingreso nacional bruto per cápita es de 160 dólares al año.

Salud
La tasa de mortalidad infantil en la RDC es del 19%, lo cual es extremadamente elevado y la expectativa de vida (48 años) es una de las más bajas que fueron registradas en el mundo.

La población de la RDC es una de las más afectadas por el virus del SIDA. La problemática afecta directamente a los niños, ya que hay aproximadamente 930.000 niños huérfanos debido al SIDA. Al perder a sus familias, estos niños terminan en las calles y así aumenta el riesgo de transmisión del SIDA.

El acceso al cuidado médico y a las vacunas, en particular, continúa siendo un problema, dado el escaso financiamiento de los hospitales y la falta de información pública.

Estas deficiencias han desencadenado en la reaparición de la polio en la RDC, que requirió de la implementación de una enorme campaña de vacunación de 12 millones de niños menores de cinco años a cargo de la Organización Mundial de la Salud.

Educación
La educación primaria no es gratuita en la RDC. Los costos de ésta son casi tan altos como el ingreso per cápita, por lo que pocos niños reciben educación.

Entre los adultos, más de la mitad de la población nunca asistió a la escuela o terminó la escuela primaria. Sólo el 50% de los niños de entre seis y 11 años asiste a clases.

Niños soldados
Los conflictos que ocurren en la RDC afectan mayormente a los niños, quienes son las principales víctimas.

Los conflictos persistentes en la RDC han motivado el reclutamiento de menores en grupos armados. Estos niños congoleños son a menudo capturados tras el asesinato de sus padres a cargo de los grupos armados, y luego son enviados a campamentos donde se los entrena en el uso de armas. Se convierten en niños soldados, encargados de cometer crímenes en la población y, a veces incluso, en sus propias familias.

Alrededor del 35% de los combatientes presentes en la RDC son niños. Para ellos, la única educación es aquella que reciben en la guerra, que se presenta como un entorno violento, peligroso y sanguinario. Debido a ello, las perspectivas de futuro están seriamente afectadas.

Violencia sexual
Una de las trágicas consecuencias de los conflictos armados en la RDC son las violaciones, tan frecuentes en la actualidad, ya sea de mujeres, niños e incluso hombres. La violencia sexual en este conflicto armado se distingue de otros crímenes por su magnitud y crueldad.

Las Naciones Unidas destacan que en la actualidad, se considera a la violación un arma de guerra. De hecho, en la RDC se utiliza la violación como arma para destruir poblaciones.

Los niños congoleños sufren de este flagelo en particular, ya sea que ocurra en sus propias familias o en los grupos armados. En 2009 se reportaron más de 150.000 casos de violencia sexual y más de la mitad de éstos eran víctimas menores de 18 años.

Los niños quedan traumados por estas terribles violaciones, pero se han implementado pocas estructuras legales y sanitarias. La ausencia de dichas estructuras impide que estos actos se denuncien y se obtenga resarcimiento.

Las violaciones dejan secuelas emocionales y psicológicas, y también ponen a la víctima en riesgo no sólo de contraer enfermedades de transmisión sexual, sino de quedar embarazada en contra de su voluntad.

Además de ser víctimas de la violencia sexual, las muchachas congoleñas pueden ser forzadas a practicar la prostitución o incluso a casarse.

Desplazamientos de niños 
Durante estos conflictos, los niños, las primeras víctimas, se ven forzados a optar por el desplazamiento para evitar ser reclutados por los grupos armados o víctimas de la violencia que éstos cometen.

Estos desplazamientos forzados alejan a los niños de una dieta saludable y del acceso a la educación. Luego, se vuelven vulnerables a la desnutrición y las enfermedades.

Niños de la calle
Este problema se observa principalmente en Kinshasa, la capital de la RDC. Sin embargo, hay niños que viven en las calles de otras ciudades de la RDC también. En la actualidad, se calcula que hay 70.000 niños en la calle, lo cual revela la seriedad de la situación en la que se encuentran.

La edad promedio de estos niños es de 12 años y hay una cantidad en aumento de menores en esta situación debido a que se los acusa de brujería.

Niños brujos
La práctica de la brujería en la RDC a menudo provoca que los padres envíen a sus hijos lejos de sus hogares. En realidad, ni bien un niño presenta “síntomas de comportamiento extraño”, y una autoridad espiritual confirma que es un brujo o una bruja, lo echan violentamente de su hogar.

Una vez que está lejos, es abandonado a su suerte y se ve obligado a trabajar, mendigar o prostituirse.

Trabajo infantil
Debido a que el costo de la educación es a menudo elevado para los padres, estos llevan a sus hijos a trabajar con ellos. El niño juega un papel importante en la economía familiar, ya que los salarios son tan bajos que no alcanzan para que la familia entera se alimente.

De ser así, los menores son forzados a pasar el día en depósitos minerales, buscando grava o cobre. Este trabajo, necesario para garantizarles una mínima cantidad de alimento vital, viola el Artículo 32 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, que requiere la protección de los menores contra la explotación económica.

Derecho a la identidad
En la RDC, se registra sólo el 31% de los nacimientos. La mayoría de los niños congoleños no tiene una identidad o nacionalidad oficial; son invisibles ante los ojos de la sociedad.

Esta falta de derecho a la identidad es particularmente problemática para los niños congoleños desplazados o los niños soldados. Al no poseer existencia legal, se encuentran en una situación ilegal, sin derecho alguno.