Niños de Burundi

Niños de Burundi

Descubriendo los derechos del niño en Burundi

 

Tras la guerra civil, muchos niños vieron sus derechos vulnerados. La situación sigue siendo difícil actualmente por la falta de infraestructuras sanitarias y médicas apropiadas; este hecho tiene consecuencias que son perjudiciales para la vida de los niños. Al hacer frente a duras condiciones de vida, los niños deben aprender a crecer en un entorno de posguerra.

 Carte_burundi

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño:
5,46 / 10

Nivel negro: Situación muy grave.

Población : 10,8 millones
Pob. de 0 – 14 años : 45,8%

Esperanza de vida: 54,1 años
Mortalidad en menores de 5 años: 54 ‰

1. Situación de los niños

Principales problemas que afectan a los niños en Burundi:

Pobreza

Burundi es uno de los países más pobres del mundo. Más del 68% de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

La pobreza tiene consecuencias nefastas para los niños, que ven algunos de sus derechos violados.

Derecho al agua

En Burundi, alrededor de la mitad de la población no tiene acceso al agua potable.

Muchos niños, especialmente aquellos que viven en zonas rurales, se ven obligados a hidratarse con agua sucia, lo cual tiene graves consecuencias en su salud.

Salud

El índice de mortalidad infantil en Burundi es alto y la esperanza de vida especialmente baja.

En Burundi, la falta de higiene, la escasez de infraestructuras y materiales médicos, así como de personal cualificado, facilita la propagación de enfermedades y virus. Concretamente se han identificado casos de polio. Para tratar este problema se ha lanzado una campaña de vacunación para erradicar los virus.

Otras enfermedades se propagan y a veces afectan gravemente la salud de los niños: diarrea, malaria, infecciones… El VIH también es extremadamente virulento y muchos niños se quedan huérfanos a causa de este o incluso muchos de ellos sufren de Sida.

Educación

Solamente el 71% de los niños reciben educación, aunque la escolarización es obligatoria hasta los 12 años.

Durante los conflictos étnicos, numerosas familias burundesas tuvieron que huir de su país para refugiarse en los países vecinos. Actualmente, muchas de ellas están regresando a Burundi con sus hijos.

A menudo los niños refugiados criados en otros países no saben francés, o ni siquiera kirundi, los dos idiomas que se enseñan en Burundi. El sistema educativo debe hacer lo posible para que los niños asistan a la escuela mediante la eliminación progresiva de las dificultades asociadas a la adquisición del idioma.

A menudo, la educación de los niños no es solamente un modo de estabilización, sino que también restablece y mantiene la paz entre las comunidades afectadas por los conflictos.

Violencia hacia los niños

Muchos niños burundeses son víctimas de violencia o abusos tanto físicos como sexuales. Desafortunadamente, muchos de los casos no son denunciados porque los niños temen las represalias y no siempre cuentan con acceso a las infraestructuras necesarias que les permitan denunciar los casos de violencia.

La mayor parte del tiempo los niños son víctimas de castigos corporales en sus familias o en la escuela. Estas víctimas se sienten aterradas ante la idea de regresar a casa o de ir a la escuela.

Estas prácticas son comunes aunque el gobierno ha prohibido los castigos corporales en las escuelas públicas.

Tráfico de niños

Desgraciadamente, el problema del tráfico infantil en Burundi sigue siendo una realidad. Aún hay demasiados niños que siguen siendo explotados con fines económicos. La práctica más común es la prostitución.

La legislación de Burundi prohíbe la prostitución e introduce sanciones a quienes explotan a los niños. Sin embargo, el número de niños prostituidos continúa aumentando.

El gobierno debe tomar medidas adicionales para erradicar la prostitución.

Trabajo infantil

Aproximadamente uno de cada cinco niños es obligado a trabajar para ayudar con las necesidades familiares.

Estos niños no solamente trabajan en las granjas familiares y en las plantaciones industriales sino también en los servicios de la economía informal. Generalmente, las chicas jóvenes trabajan para otras familias como servicio doméstico.

Niños detenidos

Durante la guerra, muchos menores fueron encarcelados sin una sentencia judicial y en ocasiones sin motivo. De hecho, cuando uno de los progenitores era encarcelado, los hijos también lo eran.

Se han demostrado irregularidades en el sistema judicial de Burundi, respecto al trato de estos niños, los cuales han permanecido encarcelados durante años. Su estado de salud empeora con el paso del tiempo a causa de la malnutrición y deshidratación que sufren día a día. Además, el hacinamiento y la falta de higiene en las prisiones de Burundi dan paso a la propagación de enfermedades entre los niños.

El gobierno debe poner en marcha un sistema judicial eficiente para que todos los niños encarcelados sin motivo puedan recuperar su
libertad.

Niños soldado

Durante la guerra civil muchos niños fueron obligados a unirse a grupos rebeldes.

La mayoría de ellos han regresado a sus casas. Sin embargo, tras los horrores que vivieron, es necesario que reciban asistencia médica y psicológica.

El gobierno de Burundi se ha esforzado para movilizar a los que una vez fueron niños soldados y reintegrarlos en su comunidad. Con este objetivo en mente, su educación es gratuita y se les ha concedido fondos en especie.

Niños huérfanoss

Burundi es uno de los países más afectados por el SIDA De hecho, más del 1,8% de la población es portadora del virus  del VIH.

Este virus tiene graves consecuencias en la vida de los niños; se han registrado alrededor de 120.000 niños huérfanos tras la muerte de uno de sus padres a causa del VIH.

Asimismo, otros 400.000 niños huérfanos viven en las calles. Se han creado pocos centros de acogida para recibir a estos niños que, como consecuencia, tienen grandes dificultades para conseguir agua y comida.

Derecho a la identidad

Burundi debe tomar medidas con respecto al registro de niños porque solamente un 60% de nacimientos son registrados. Este fallo del gobierno tiene consecuencias negativas para los niños.

Un niño que no esté registrado en los servicios públicos no podrá asistir a la escuela primaria. Tampoco se beneficiará de la asistencia médica que normalmente es gratuita hasta los 5 años.

Estos niños no podrán ejercer sus derechos y se les considera invisibles ante los ojos de la sociedad.

 

Temoignage

 

Perception

 

Cide

 

Volver arriba

2. ¿Dónde dirigirse?

La corrupción es muy común entre aquellos que se supone deben proteger a la población.

  • Presente una queja ante el Comité Africano de Expertos sobre los Derechos y Bienestar del Niño : Burundi ratificó la Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar del Niño. Esta incluye un procedimiento para las quejas individuales; por lo tanto, un individuo o una ONG reconocida por un Estado Miembro, puede dirigir una queja al Comité, para que pueda investigar y finalmente interrogar al país afectado con el problema.

 

Annuaire

Volver arriba

3. Actúa por los niños

Para descubrir otro país, haz clic sobre otro continente.

 

Sources

 

Escrito por: Audrey Ramel
Traducido por : Ana Alconchel
Revisado por : Jennifer Lantigua
Actualizado el 27/07/2013

 

Top