Niños huérfanos

Niños huérfanos

Niños huérfanos en el mundo

Actualmente, hay alrededor de 170 millones de niños huérfanos en el mundo, lo que ocasiona graves consecuencias en sus derechos y en su desarrollo.

Definición de huérfano

Un huérfano es un niño cuyo padre, madre o ambos progenitores han fallecido.
De los 132 millones de huérfanos que viven en los países en vías de desarrollo, se estima que 13 millones han perdido a ambos progenitores.

Factores que incrementan la existencia de huérfanos

Huérfanos a causa del SIDA

Una de las principales causas de que los niños se queden huérfanos es la epidemia del VIH/SIDA.

Un niño queda huérfano cuando uno de sus padres muere a causa de este virus. El niño, a su vez, puede o no haber contraído el virus.

En 2008, cerca de 430.000 niños se infectaron con el virus del VIH. En la mayoría de los casos, el virus se transmitió de la madre al niño. Esta situación podría evitarse si existiese una atención sanitaria adecuada. Sin embargo, normalmente, los países más pobres no tienen acceso a tratamientos médicos.

Mientras la propagación de infecciones por SIDA continúa sin control, el número de huérfanos a causa del virus seguirá creciendo.

Otros factores significativos

Los niños también pueden perder a uno de sus padres a causa de los desastres naturales, el hambre y/o la guerra. Asimismo, las guerras también contribuyen al desplazamiento de los niños a través de las fronteras.

La pobreza extrema, las enfermedades, los abusos y el incesto también pueden romper el núcleo familiar y, como consecuencia de ello, los niños son abandonados.

Cifras clave

  • Alrededor de 170 millones de niños en el mundo son huérfanos.
  • Alrededor de 71 millones de huérfanos viven en Asia, 59 millones en África y casi 9 millones en Latinoamérica y el Caribe.
  • 31 millones de huérfanos se encuentran en la India.
  • En 2007, se contabilizó 15 millones de huérfanos a causa del SIDA. El VIH mata a un padre o a una madre cada 15 segundos.

Consecuencias de la orfandad

Un niño huérfano se encuentra solo en un mundo de adultos. Los huérfanos sufren graves violaciones de la mayoría de sus derechos:

Nutrición

Los niños huérfanos no tienen los medios para poder alimentarse adecuadamente.

Vivienda

Estos niños, por lo general, viven sin techo en las calles.

Educación

En la mayoría de los casos, lo primero que se sacrifica es la educación. Los huérfanos deben ocuparse no sólo de sus propias necesidades, sino también de las de aquellos niños más pequeños que estén a su cuidado.

Salud

Raramente los huérfanos dan prioridad a su salud por encima de la alimentación o la vivienda. Sus condiciones de vida y actividades diarias son extremadamente perjudiciales para su salud, debido a las peleas callejeras, las drogas, los embarazos, las enfermedades de transmisión sexual, la malnutrición, y las pésimas condiciones laborales.

Trabajo infantil

Algunos huérfanos buscan trabajo para escapar de su nefasta situación, pero suelen ser explotados con trabajos degradantes y peligrosos. La Organización Internacional del Trabajo publicó que la mayoría de los huérfanos trabajan en la agricultura comercial como vendedores ambulantes, empleados del hogar o en la industria del sexo, más habitualmente que otros niños.

Soluciones para el problema de la orfandad

Protección judicial garantizada por la CDN

Ante la ausencia temporal o permanente de familiares, la Convención de los Derechos del Niño (CDN) instó a los Estados a proporcionar asistencia y protección especial a los niños huérfanos.

En el artículo 20 de la CDN se encuentran cuatro pautas para asistir a los huérfanos:

1. Casa de acogida de menores
2. La kafala (similar a una acogida permanente del niño). Dado que la adopción está prohibida por las leyes islámicas, en su lugar, una familia puede encargarse voluntariamente del cuidado, la educación y la protección del niño. Este sistema no crea vínculos familiares entre la familia y el huérfano.
3. Adopción
4. Ubicación en un hogar infantil adecuado

Sin embargo, muchos gobiernos no se encargan suficientemente de las necesidades de los niños huérfanos.

Adopción internacional

La adopción internacional es otra alternativa para mantener el equilibrio adecuado de los niños en el mundo. La Convención de la Haya de 1993 sentó las bases de la protección infantil y la cooperación internacional, permitiendo a los huérfanos ser legalmente acogidos por una familia.

Se deben cumplir muchas condiciones para proteger los intereses del niño. Este proceso transparente permite evitar la propagación del tráfico infantil.

Sin embargo, es difícil confiar en la adopción internacional en muchas situaciones, especialmente cuando el niño ha sido separado de su propia familia por la guerra o los desastres naturales. El objetivo principal, en estos casos, es encontrar a la familia del niño antes de considerar la adopción internacional.

Limitar la propagación del virus del SIDA

Si el VIH/SIDA fuese controlado, el número de huérfanos en el mundo descendería. Las campañas de prevención y revisión son necesarias para alcanzar este objetivo, así como para garantizar el acceso al tratamiento.
La Declaración de compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA de 2001, firmada por la mayoría de los países, reconoce que los huérfanos necesitan un cuidado especial que incluye la no discriminación de estos niños y el acceso a cuidados sanitarios, educación y vivienda.

Traducido por: Verónica del Valle Cacela
Corregido por: Victoria Méndez
Voir Aussi

 

PlusLoin

 

Sources