Niños de Guinea-Bissau

Niños de Guinea-Bissau

Descubriendo los Derechos del Niño en Guinea-Bissau

A pesar de sus numerosos recursos naturales, este pequeño país es uno de los más pobres y menos desarrollados del mundo. Las oportunidades de progreso son limitadas debido a la violencia del pasado, la inestabilidad política y su infraestructura obsoleta. Por desgracia, los niños son las víctimas directas de esta situación.

 Carte_guinee-bissao

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño:
4,98 / 10

Nivel negro: Situación muy grave.

Población : 1,66 millones
Pob. de 0 – 14 años : 40 %

Esperanza de vida: 54,3 años
Mortalidad en menores de 5 años: 60 ‰

Principales problemas que afectan a los niños en Guinea-Bissau :

Pobreza y desnutrición
Dos de cada tres personas viven en la extrema pobreza en Guinea-Bissau y, aproximadamente, el 19 % de los niños sufren desnutrición. Los problemas económicos, sociales y políticos que atraviesa el país han puesto a la población en una situación muy difícily la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU es una mera formalidad.

Salud
El acceso a los servicios sanitarios es muy limitado y de mala calidad y costosos.

La mortalidad infantil continúa subiendo y, en la actualidad, casi el 13,8 % de los niños muere antes de cumplir su primer año y hasta un 22,3 % lo hace antes de los cinco. Las causas de estas muertes son la desnutrición, la inmunización insuficiente y diversas enfermedades como la malaria, la tuberculosis, el cólera, etc.

La situación higiénica y de los servicios sanitarios resulta preocupante, debido a que solo el 11,4 % de la población tiene acceso a sanitarios. El acceso al agua potable no ha mejorado desde el año 2000, ni siquiera en los colegios. La pobreza y la falta de educación en salud son las responsables de esta situación.

HIV/SIDA
La tasa de contagios de VIH/SIDA está aumentando. Esta situación vulnera los derechos de los niños, que casi nunca tienen acceso al tratamiento, son discriminados o son dados en adopción. Solamente el 10 % de los niños que son seropositivos tienen acceso al tratamiento antirretroviral.

Casi un 8 % de las mujeres embarazadas están infectadas y la tasa de transmisión es del 2,6 %, lo que significa que el problema está empeorando.

La falta de información sobre la enfermedad, el poco uso de los preservativos, la falta de análisis, la actividad sexual a una edad temprana y la falta de centros en los que tratar el HIV/SIDA contribuyen a que el futuro de estos niños sea incierto.

Matrimonios precoces y forzados
El matrimonio temprano de niñas, desde que tienen 13 años, es una práctica muy común en Guinea-Bissau. En 2010, casi un 22 % se había casado antes cumplir 18 años y un 7 % antes de los 15.

En la mayoría de los casos, se obliga a las niñas bajo la amenaza de violencia o muerte si se niegan a casarse con esos hombres que, en algunas ocasiones, son mucho mayores que ellas.

Estas amenazas comenzaron cuando algunas chicas se escaparon durante la celebración de sus bodas. La gente que les prestó su ayuda corrió la misma suerte, incluidos algunos miembros de la iglesia que tuvieron, más tarde, que disuadir a la gente de luchar contra estas prácticas.

Mutilación genital femenina
La mutilación genital femenina está profundamente arraigada en la cultura de Guinea-Bissau, especialmente entre los fulani y los mandingas. En 2012, el 50 % de las mujeres entre 6 y 14 años fueron mutiladas a una edad muy temprana o al llegar a la pubertad.

Medio ambiente
Guinea-Bissau tiene unos recursos medioambientales envidiables que, desgraciadamente, están en proceso de degradación. Más de un 33 % del país está formado por tierras de cultivo y más del 50 % se encuentra cubierto de bosques.
El archipiélago Bijagós es un lugar declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y la biodiversidad marina de sus costas es excepcional.

Estos recursos están amenazados por la deforestación, la agricultura de roza y quema, la quema de arbustos frecuente, el desmonte agrícola a gran escala, la producción clandestina de carbón y leña y la pesca industrial.

De este modo, la fertilidad de los suelos se ve reducida, las costas degradadas y algunas especies están en peligro de extinción.

El futuro y la supervivencia de los niños en Guinea-Bissau se ven amenazados por el empobrecimiento de este legado medioambiental y la destrucción del medio en el que viven.

Tráfico infantil 
El tráfico de niños en Senegal es especialmente activo y ocurre, a veces, con la complicidad de la población local, las ONG, los conductores de camiones y las autoridades. Pese a las medidas tomadas por el gobierno, el número de niños víctimas de la trata humana está aumentando cada año.

Las condiciones de transporte son, a menudo pobres, y a veces conllevan viajes de largas distancias sin comida ni agua. Los niños son utilizados como mano de obra en los campos de algodón, en las zonas agrícolas del sur de Senegal o para mendigar por los morabitos en las calles de Dakar.

El tráfico infantil no es castigado. En su lugar, se justifica a menudo como un método que permite a los niños ganar dinero por el trabajo que, normalmente, habrían hecho sin recibir ningún sueldo. Una creencia, ahora popular que, indirectamente justifica la práctica, es que la mendicidad enseña humildad y es necesario para todos los musulmanes.

La explotación con fines comerciales
Los niños se ven obligados a hacer el mismo trabajo que los adultos en condiciones muy difíciles y peligrosas. En 2010 por ejemplo, el 60 % de las niñas estaban trabajando en Guinea- Bissau, en el servicio doméstico, en la agricultura o en la pequeña empresa. Es probable que estos niños no tuviesen acceso a la educación, protección suficiente y adecuada o condiciones aceptables de trabajo.

Los niños en la calle
Las condiciones del gran número de niños que viven en las calles, especialmente en las zonas urbanas es deplorable, así como la asistencia hacia estos.

Niños con discapacidades
Los niños con discapacidades, especialmente los niños con síndrome de Down, son víctimas de discriminación y actos violentos, incluso de asesinatos.

No hay ninguna ley que prohíba la discriminación o un sistema que proteja a los niños discapacitados.

Los servicios de salud, educación e infraestructuras públicas, en general, no están preparados para ocuparse de los niños discapacitados.

Educación
En Guinea-Bissau, casi la mitad de los niños no van a la escuela, a pesar del aumento de la matrícula en los últimos años. La tasa de alfabetización sigue siendo baja, especialmente entre las niñas y en las zonas rurales.

La educación impartida es, generalmente, de mala calidad debido a la falta de formación de los profesores y de las instalaciones escolares.

Pocas escuelas ofrecen más de cuatro años de educación a nivel escolar.

Las niñas se ven particularmente afectadas por la falta de escolarización. A menudo abandonan la escuela antes y tienen, en general, menos probabilidades de asistir a los centros educativos. En 2006, por ejemplo, había 83 niñas por cada 100 niños en el nivel primario de educación, y solo 44 en el nivel secundario. Por otra parte, muchas niñas abandonaron la escuela para someterse a los ritos y ceremonias tradicionales de mutilación.

Abuso
En Guinea, y en particular dentro del clan familiar, el abuso sexual de los niños es común, así como los castigos corporales y la violencia.

La violencia se utiliza a menudo como un medio para resolver conflictos. En 2010, se utilizó la violencia para disciplinar a los niños en el 82 % de los casos.

Tal abuso físico y psicológico tiene un impacto negativo en el desarrollo de los niños.

El abuso rara vez se denuncia o persigue y las campañas de sensibilización son poco frecuentes.

Los niños afectados por los conflictos armados
Los niños participaron en la reciente ola de violencia que se ha desatado a lo largo de la frontera sur con Senegal. Estos hechos han causado muchos excesos y el desplazamiento de unas 6.000 personas, incluidos niños, que fueron privados de acceso a los servicios básicos y de reinserción.

Muchos niños siguen sufriendo los daños causados por anteriores conflictos internos armados, como la guerra civil de 1998. Los explosivos que siguen existiendo, como las minas terrestres que se usaron, siguen mutilando.

Afortunadamente, se ha lanzado una operación de desminado que se espera que termine en 2012.

Justicia
La falta de personal cualificado y de tribunales especializados para hacer frente a los casos de menores conflictivos hacen de esta una situación vergonzosa.

La ley consuetudinaria se aplica a menudo en estos procedimientos, aunque no esté en consonancia con la Convención y los Derechos del Niño.

Debido a la ausencia de medidas pedagógicas, se suele llevar a cabo la detención de niños. Estos son detenidos en condiciones deplorables y rara vez están separados de los presos adultos.

Por último, debemos mencionar la falta de medidas de prevención de delitos y de rehabilitación de los delincuentes.

El mejor interés del niño
Las leyes, las decisiones y las prácticas políticas no tienen suficientemente en cuenta los intereses de los niños. Las familias y los profesionales que trabajan con ellos carecen de conocimiento suficiente sobre sus intereses.

El registro de nacimientos
Los niños no son inscritos al nacer. Incluso en 2010, sólo el 24 % de los nacimientos fueron registrados.

El gobierno ha tratado de promover la inscripción mediante la introducción de una multa a los padres que no inscriban a sus hijos en un plazo definido.

Desafortunadamente, esto ha llevado a las familias que viven en zonas geográficamente alejadas a no llevar a cabo ningún registro.