Niños de Panamá

Niños de Panamá

Descubriendo los Derechos del Niño en Panamá

A pesar de tener un sólido crecimiento económico, Panamá está plagada de enormes desigualdades económicas que afectan a muchos niños y adolescentes, especialmente a los que viven en zonas rurales y comunidades indígenas. Aunque se haya progresado en cuestión de derechos infantiles, la situación de los niños y adolescentes de Panamá permanece relativamente inestable.

Carte-droits-de-l'enfant-dans-le-monde-2014-MINI (2) Carte_PANAMA

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño : 8,44 / 10
Nivel amarillo : Situación satisfactoria.

Población : 3,5 millones
Pob. de 0-14 años : 27,7 %

Esperanza de vida: 77,6 años
Mortalidad – de 5 años: 15 ‰

Principales problemas que afectan a los niños en Panamá:

Pobreza

A pesar de un crecimiento económico positivo, existen grandes desigualdades en Panamá: la brecha entre ricos y pobres aumenta. En 2008, el 32% de la población vivía por debajo del umbral de pobreza.

Muchos niños y adolescentes se ven directamente afectados por esta falta de equidad, especialmente los niños de las zonas rurales más remotas y los de poblaciones indígenas.

Derecho a la Identidad

Los niños en Panamá a menudo no son registrados a su nacimiento, generalmente debido a la falta de conocimiento de la importancia de registrar cada recién nacido. Esto es más común en las áreas rurales del país y en las poblaciones indígenas.

Es crucial que cada recién nacido sea registrado a su nacimiento, para así garantizar su ciudadanía y para que se les permita aprovechar todos sus derechos y responsabilidades asociados. Un niño que no está registrado con las autoridades de su país es invisible a los ojos del Estado y de la sociedad.

Panamá está tratando de rectificar esta situación mediante la difusión de la información necesaria a las poblaciones indígenas en zonas rurales. Sin embargo, es necesario que sigan mejorando con estas iniciativas.

Derecho a la Salud

La calidad de los servicios de salud que se ofrecen a los niños es preocupante, especialmente en zonas rurales y entre las comunidades indígenas. Muchos niños sólo tienen un acceso muy limitado a servicios básicos de salud, y puede que no tengan acceso a servicios más básicos que son el agua potable y el saneamiento. 12% de los niños en Panamá son víctimas de la desnutrición. Aunado a esto, la tasa de mortalidad infantil en las comunidades indígenas es muy alta (entre 35.2 y 62.3%). Esto es parcialmente debido a una baja tasa de lactancia materna en comparación con el resto de la región.

A pesar de los esfuerzos y planes de acción llevados a cabo en Panamá para combatir la desnutrición infantil, la situación sigue siendo inquietante.

Otro motivo de preocupación es el elevado número de embarazos entre adolescentes. Esta tasa es significativamente alta debido a la falta de información sobre la sexualidad y los métodos anticonceptivos.

Existe una preocupante falta de información sobre enfermedades de transmisión sexual (ETS) en Panamá. Sin embargo, han habido varios programas exitosos en los últimos años para proveer de pruebas gratuitas para la detección de VIH/SIDA en mujeres embarazadas. Gracias a estos proyectos, la tasa de infección entre las madres jóvenes y sus hijos se ha reducido considerablemente. Aun así, Panamá no ha empezado ningún programa de concienciación sobre el SIDA con un enfoque directo en los niños.

Esta alarmante falta de campañas de información y sensibilización puede exponer al virus especialmente a las generaciones más jóvenes.

Justicia

La edad mínima de responsabilidad penal es actualmente de 8 años.

El Comité de los Derechos del Niño considera que esta edad es demasiado baja y recomienda a Panamá que la edad mínima de responsabilidad penal concuerde con los estándares internacionalmente aceptados. De este modo, todos los niños que no hayan cumplido los 18 años podrían beneficiarse de la justicia para menores.

De hecho, no existen todavía centros de detención separados para los menores delincuentes, quienes pueden por lo tanto ser encarcelados con los adultos. Además, la policía suele enviar a niños y adolescentes, en forma de arresto preventivo antes del juicio, a la Cárcel Central de Rove, donde encierran a los prisioneros.

Matrimonio a Temprana Edad

La edad mínima legal para contraer matrimonio es de 16 para los niños y 14 para las niñas. Además de la rotunda discriminación que esto crea entre niños y niñas, estas edades mínimas son muy bajas y permiten que los niños contraigan matrimonio, a menudo sin su consentimiento.

Esta práctica es una violación de los derechos de los niños afectados, ya que les impide decidir libremente sobre el uso de su cuerpo y su futuro.

Educación

Un alto número de niños abandonan la escuela a temprana edad y nunca son reintegrados al sistema escolar. La tasa de deserción es especialmente alarmante en las niñas debido a la elevada tasa de embarazos en adolescentes. A pesar de que existe una ley vigente que permite la reintegración de estas mujeres jóvenes después del embarazo, estas medidas no se aplican en la práctica y estas mujeres suelen quedar fuera del sistema escolarizado.

Panamá debe desarrollar más posibilidades para reintegrar a estos jóvenes, así como una capacitación profesional públicamente accesible, especialmente para aquellos niños que abandonaron la escuela.

Los Niños en el Sistema de Justicia

Varias áreas del sistema de justicia juvenil de Panamá son preocupantes. En primer lugar, la edad de responsabilidad penal se ha reducido de 14 a 12 años. Además, niños sospechosos suelen ser detenidos en terribles condiciones como medida de prevención.

Panamá no ofrece suficiente protección a los menores ni lleva a cabo inspecciones de las condiciones de detención de los menores, lo cual deja la puerta abierta ante cualquier número de violaciones a los derechos de los niños.

Trabajo Infantil

Asimismo, el gobierno a menudo concede excepciones para trabajos agrícolas y domésticos para los niños de 12 a 14 años de edad.

A pesar de que hay algunos programas que luchan contra esta práctica, el trabajo infantil es muy común en Panamá. Este país tampoco cuenta con inspectores de trabajo, lo que impide que el gobierno sea capaz de proteger adecuadamente a los niños.

Trata de Niños

Desafortunadamente, la trata de mujeres y niños es una realidad en Panamá. A pesar de estar prohibida por la ley, la trata de personas no es ni procesada ni castigada por el sistema judicial de una manera eficiente. Aquellos que cometen esta clase de crímenes son raramente arrestados (si acaso) o sentenciados por sus actos.

Discriminación en contra de las Comunidades Indígenas y Niños Discapacitados

Los niños de comunidades indígenas y aquellos que sufren de discapacidades físicas o mentales frecuentemente son víctimas de discriminación en cuanto al acceso a servicios de salud, educación y otros servicios básicos. También es frecuente que se les vea a estos niños como futuros delincuentes por las fuerzas policiales.

Abuso Infantil

La violencia doméstica es un problema recurrente en Panamá. Los castigos corporales a los niños no están prohibidos por la ley y son vistos como una parte integral de su educación.